Belleza cruel


Belleza cruel

9,00
El precio incluye el IVA

Ángela Figuera Aymerich

Palabras para esta edición: Juan Ramón Figuera
80 págs.
ISBN: 978-84-7839-280-3
2002
_

angelafiguera


Coincidiendo con el centenario del nacimiento de ÁNGELA FIGUERA AYMERICH presentamos su libro BELLEZA CRUEL, título fundamental en la obra de esta escritora. Su voz, una de las más recias y profundas de la poesía española, se alza decidida para combatir toda injusticia pero con este "toque final" al corazón, lleno de amor y de ternura. Su palabra clara, su mensaje directo y su caudal de emoción son las claves que la sitúan, sin duda alguna, en la primera línea de nuestro panorama poético.
Los poemas de BELLEZA CRUEL sacuden nuestra conciencia porque hacen realidad el concepto del "valor de la palabra" ya que sobreviven con su clara visión ética.
Libro valiente y estremecedor.
_

Belleza cruel

Dadme un espeso corazón de barro,
dadme unos ojos de diamante enjuto,
boca de amianto, congeladas venas,
duras espaldas que acaricie el aire.
Quiero dormir a gusto cada noche.
Quiero cantar a estilo del jilguero.
Quiero vivir y amar sin que me pese
este saber y oír y darme cuenta;
este mirar a diario de hito en hito
todo el revés atroz de la medalla.
Quiero reír al sol sin que me asombre
este existir de balde, sobreviva,
con tanta muerte suelta por las calles.

Quiero cruzar alegre entre la gente
sin que me cause miedo la mirada
de los que labran tierra golpe a golpe,
de los que roen tiempo palmo a palmo,
de los que llenan pozos gota a gota.

Porque es lo cierto que me da vergüenza,
que se me para el pulso y la sonrisa
cuando contemplo el rostro y el vestido
de tantos hombres con el miedo al hombro,
de tantos hombres con el hambre a cuestas,
de tantas frentes con la piel quemada
por la escondida rabia de la sangre.

Porque es lo cierto que me asusta verme
las manos limpias persiguiendo a tontas
mis mariposas de papel o versos.
Porque es lo cierto que empecé cantando
para poner a salvo mis juguetes,
pero ahora estoy aquí mordiendo el polvo,
y me confieso y pido a los que pasan
que me perdonen pronto tantas cosas.
Que me perdonen esta miel tan dulce
sobre los labios, y el silencio noble
de mis almohadas, y mi Dios tan fácil
y este llorar con arte y preceptiva
penas de quita y pon prefabricadas.

Que me perdonen todos este lujo,
este tremendo lujo de ir hallando
tanta belleza en tierra, mar y cielo,
tanta belleza devorada a solas,
tanta belleza cruel, tanta belleza.

También recomendamos

Gloria Fuertes
Luzmaría Jiménez Faro
Mujer sin alcuza
10,00 € *
Susana March
El viento
9,00 € *
* Los precios incluyen el IVA

Examine esta categoría: Colección Torremozas